Cómo mantener la rentabilidad de la Certificación ISO 9001

Cómo mantener la rentabilidad de la Certificación ISO 9001

El sostenimiento del sistema de gestión de calidad y de la certificación ISO 9001 a largo plazo es una de las condiciones más importantes para aumentar el retorno de la inversión (ROI).

La gerencia debe tener claro que el objetivo además de mantener la certificación de calidad, es sacarle el mayor provecho posible al sistema ISO 9001, para que realmente le aporte beneficios a la empresa y sea considerado siempre una inversión y no un gasto.

El objetivo principal del mantenimiento es continuar el desarrollo y la consolidación del sistema de gestión de calidad, pero igualmente que sea facilmente administrable para que los requisitos de la norma se cumplan permanentemente en la organización.

Para mantener el sistema en operación siga las siguientes recomendaciones:

  • Realice un plan de calidad anual donde resuma las actividades principales del sgc y designe responsables. Esta herramienta le permite a Usted asegurar la sistematicidad en la ejecución de las actividades.
  • Asigne un presupuesto anual para la realización de actividades de calidad.
  • Realice capacitaciones permanentemente al personal en temas de metodologías y herramientas para la calidad.
  • Establezca un comité de calidad o de mejoramiento continuo a nivel directivo donde se presenten resultados, avances de proyectos, análisis de situaciones especiales entre otros. Presente los resultados de los indicadores de gestión, los productos no conformes, las acciones correctivas, preventivas y de mejora generadas para la solución de los problemas.
  • Mida el impacto económico de la gestión sobre los productos no conformes, quejas de los clientes, fallas de los procesos entre otros.
  • Establezca una publicación tal como un boletín de calidad o implemente una intranet de calidad para la empresa.
  • Sea visual. Implemente de manera gráfica en diferentes tipos de elementos, definiciones, conceptos e ideas de calidad.
  • Asista a congresos de calidad de su sector industrial, muestre sus resultados y de a conocer su empresa.
  • Introduzca en la publicidad las certificaciones de calidad, reconocimientos de entidades, premios de calidad y los relacionados con otros sistemas de gestión, para que los consumidores reconozcan y lo diferencien positivamente de la competencia. Esta estrategia ayuda a educar al consumidor a seleccionar sus productos y servicios por su calidad, seguridad, oportunidad o servicio al cliente y no por el precio.
Cómo desarrollar una cultura de calidad en su empresa

Cómo desarrollar una cultura de calidad en su empresa

¿Ha intentado usted hacer un cambio o proyecto importante en su empresa, de cualquier tipo, digamos para nuestro caso un sistema de calidad y ha experimentado la falta de compromiso, la resistencia al cambio y otras actitudes molestas que ponen en riesgo el desarrollo del proyecto?

Bien, eso es muy frecuente y normal en las organizaciones, lo importante es la respuesta que nosotros demos ante tales situaciones y actitudes, para poder lograr el cambio requerido y el éxito del proyecto como tal.

El papel como directores de calidad es ayudar a crear las condiciones adecuadas para el desarrollo de cualquier proyecto.

Estas condiciones deben estar enmarcadas dentro de la cultura de la organización.

Por eso es importante crear un enfoque hacia la cultura de la calidad.

De acuerdo a Wikipedia, Cultura es el conjunto de saberes, creencias y pautas de conducta de un grupo social, incluyendo los medios materiales que usan sus miembros para comunicarse entre sí y resolver sus necesidades de todo tipo.

En concordancia,

Cultura de calidad: Es el conjunto de comportamientos individuales y de una organización que basados en creencias y valores compartidos, busca continuamente alcanzar los objetivos de la organización en relación a la calidad de sus productos y servicios y a la satisfacción de las necesidades de sus clientes.

Qué características debería tener una cultura de calidad?

  • Debe ayudar a eliminar el mito de la perfección, a crear conciencia de que las cosas pueden funcionar mal.
  • Ser una cultura abierta, para compartir la información abiertamente y hablar de los problemas y oportunidades de mejora.
  • Ser una cultura de aprendizaje, basado en un enfoque de sistema, no ligado al individuo sino al sistema en el que trabaja.
  • Ser una cultura de acompañamiento, para dar soporte a las personas en el desarrollo de sus procesos.
  • Ser una cultura flexible para aceptar y adoptar los cambios que sean necesarios.

Para lograr esto usted puede hacer muchisimas cosas. Aquí le doy algunas ideas:

  • Cree un “proceso de manejo de la información y conocimiento”, que incluya desde la recopilación de datos hasta la traducción en prioridades de mejora.
  • Programe reuniones o comités de calidad para hablar abiertamente de los problemas, oportunidades de mejora y retos que tiene la empresa.
  • Fomente el aprendizaje basado en procesos y sistemas. Aplique métodos de solución de problemas.
  • Programe visitas de acompañamiento o seguimiento a los procesos. Refuerce al aprendizaje del personal.
  • Celebre los logros alcanzados. De reconocimiento a los casos de éxito. Establezca un sistema de motivación al personal.
  • Promocione el sistema de calidad con información en elementos visuales. Además programe la semana de la calidad en la empresa. Invite expositores internos y externos. Monte Stands para cada área de la empresa.
  • Por ultimo involucre a todo el personal en auditorías internas de calidad. Mi experiencia es que cuando alguien participa como auditor alcanza mas nivel de compromiso con su propio proceso.

Si tiene otras ideas lo invito a compartirlas aquí.

Cómo solucionar un problema de calidad

Cómo solucionar un problema de calidad

La solución de problemas de calidad, es uno de los temas más amplios y abordados por la literatura empresarial. Es también uno de los aspectos mas importantes que debe manejar un sistema de calidad efectivo. De él depende que se genere retorno de la inversión en su montaje.

Veamos esta metodología:

 1. Identifique las características de calidad de su producto o servicio realmente apreciadas por sus clientes. Ejemplos: Servicio al cliente, Oportunidad en la atención, Comodidad en las instalaciones, seguridad del servicio entre otros.

2. Haga una lista de los 5 problemas o fallas de calidad mas acuciantes. Sea específico para cada caso.

3. Asocie estos problemas con las características de calidad apreciadas por sus clientes.

4. Priorice estas fallas. Como probablemente no tenga información cuantificada, use una escala para calificar cada caso. Algunos criterios a calificar pueden ser: Frecuencia de Ocurrencia, Impacto (gravedad), Afectación al cliente y sobrecosto generado entre otros.  Califique 5 para la falla más negativa y 1 para la menos negativa. Utilice una tabla parecida a la de abajo.

5. Decida cual o cuales fallas va a empezar a solucionar.

6. Identifique posibles causas, factores claves o relacionados que contribuyan a la presentación de las fallas seleccionadas.

7. Elabore una lista de posibles soluciones con sus ventajas y desventajas.

8. Evalue las alternativas y haga un plan de acción. Defina responsables y fechas de cumplimiento.

9. Verifique el cumplimiento y los resultados obtenidos.

Recomendaciones adicionales:

  • Trabaje en equipo para definir los problemas y soluciones.
  • Tomese el tiempo necesario para resolver esas situaciones, recuerde esas fallas estan ahí desde hace mucho.
  • Exija cumplimiento de los compromisos con el plan de acción.
  • Comience durante el proceso a recolectar información de costos y de otros beneficios que se obtengan.

Ésta es una forma sencilla basada en el método harvard de solución de problemas.

Cómo recuperar la inversión 2

Una de las grandes preocupaciones que tienen los empresarios al contratar una asesoria para la implementación de su sistema de gestión de calidad es saber como podrán recuperar la inversión realizada o por lo menos como podrán beneficiarse del mismo.

Algunos puntos a tener en cuenta son:

1. La implementación de un sistema de gestión de calidad debe partir de una estrategia pensada. Es decir debe surgir como una respuesta a un planteamiento estratégico, con unos objetivos y metas claras de cumplimiento. (más…)